Angelitas

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

Abriendo la casa de los primeros habitantes de Tunido. Hace tres años nuestras Angelitas estan llevando pollen y nectar hasta la casa. Millones de viajes se cumplieron y miles de vidas se acabaron para nutrir a las siguientes generaciones. Y producir mas miel! Hoy los dimos otra casa, dividimos la colmena para doblarla. Estarán mas felices con dos casas? O estoy reflexionando como humano ahora? Es típico y único de los humanos, querer más cuando ya tienes lo suficiente? Mas casas, mas cosas, hasta que se acaban los recursos locales, y cuando se acaban la materia prima en un lugar, importamos materia, para construir mas, tener mas que lo suficiente y contaminar mas. Parece que esta profundamente en mi la discussion sobre el equilibro entre querer mas y decirse que ya es suficiente, que ya estoy feliz con lo que tengo. El problema en nuestra sociedad ahora es para que te mantengas lo que tienes, el próximo ciclo te tocará producir mas.

La cuarentena realmente solo aplica para los humanos. Que raro nuestra especie. Nuestros lideres tienen el poder total sobre la población. Elegimos a ellos para que nos quiten la libertad? Es para nuestro propio bienestar que nos encerramos?

Para las abejas no ha cambiado mucho. Hay menos ruido en la calle, menos contaminación en el aire… será que ellas son mas felices con los humanos encerrados en sus casas?

Abriendo la casa de los primeros habitantes de Tunido con la mirada curiosa de Chili